martes, 16 de diciembre de 2014

Dos noches con Álvaro Torres en Cienfuegos

Nunca pensé poder estar en un concierto de ese grande de la música romántica que es Álvaro Torres. Hubo un tiempo en que solo escuchaba su cd "Mal acostumbrado" y me aprendí todas sus canciones y es que ¿en que hogar de Cuba no se han escuchado sus canciones? ¿quién no se ha despechado o enamorado con alguno de sus temas? Creo que Álvaro fue, es y será el amigo inseparable de muchos que para aliviar una pena o un desamor recurren a sus canciones llenas de sentimiento. Tuve el placer inmenso de vivir ambas noches desde perspectivas completamente diferentes, así que les dejo aquí mis experiencias y algunas fotos del más romántico que nadie en su paso por Cienfuegos.

Cuando supe que los conciertos tendrían lugar en el estadio "5 de Septiembre" no pude evitar recordar aquella vez que casi muero atropellada por la multitud cuando los humoristas del programa "Sabadazo" hicieron su presentación en el mismo lugar.  Pero esta vez sería muy diferente, la organización y la disciplina reinarían de principio a fin. La vibra que se sentía en la gente era asombrosa, muchos aún sentados en las gradas no creían que fuera cierto.


Cuando el reloj marcaba las nueve en punto la gran pantalla anunciaba la cuenta regresiva para ver en escena al salvadoreño. Y así apareció, menudo y sencillo ante todo Cienfuegos, pero con un cariño inmenso y una voz excepcional.

No pudieron faltar temas reconocidos como Chiquita mía, Patria querida, Yo te seguiré queriendo, entre otros. Uno tras otro fueron coreados a gritos por los presentes, hubo peticiones a las cuales Torres accedió sin problema alguno. La noche regaló muchas sorpresas, sin esperarlo él bajó del escenario y caminó todo el estadio mientras cantaba su tema "Te va a doler".

Otro momento muy emotivo fue cuando le dedicara la misma canción a la hermana de una colega, que es sobreviviente de cáncer y que su música había sido como bálsamo para curar un poco las heridas que le había ocasionado un desamor.




"Pero que bonito y sabroso bailan el mambo las cienfuegueras
mueven la cintura y los hombros igualito que las habaneras"

Al ritmo de la melodía del bárbaro del ritmo Benny Moré comenzó el segundo concierto. Esta vez asistí desde las gradas pero la experiencia fue increíble. Había personas de todas las edades, ví desde una ancianita que bien temprano había llegado para obtener los mejores lugares para ella y su nieta, hasta una niña de 12 años que seguía la música de Alvaro Torres gracias a sus padres.Vi a personas llorar de emoción  y otras que la sonrisa no se les desdibujaba del rostro. Y llegó el momento de la despedida, y la evocación por más canciones hizo que nos regalara tres temas más. Pero ya la noche llegaba a su fin, entre fuertes aplausos se despidió y prometió volver para el próximo año. Un fin de semana que de seguro no olvidarán los cienfuegueros, una muy buena manera de terminar el año. Por mi parte me quedo con el buen sabor de boca de haber cantado a gritos sus canciones y de haberle agradecido que su música formara parte de la banda musical de mi vida y de muchos otros.

martes, 2 de diciembre de 2014

¿Quién le pone tamaño a los sueños?

Sí, lo sé, tengo que admitirlo, soy muy soñadora, quien me conoce bien, lo sabe. Desde peque siempre le he puesto un toque de fantasía a todo lo que hago o quiero. No imagino mi vida sin mis sueños o mis metas. Mi familia me dice todo el tiempo que siempre ando en las nubes, que sueño muy alto, con cosas grandes, a veces inalcansables.
 

Pero, ¿cómo definir si algo es inalcansable o no?, tal vez lo que para unos es imposible, para otros es bien sencillo o viceversa. También es cierto que no todos le ponemos el mismo empeño a las cosas que queremos y por ello es que en ocasiones decimos que otra persona tiene suerte en la vida o que nació con su estrella, cuando en realidad sucede que esa otra persona luchó incansablemente por lo que quería día y noche. Debemos decirnos a nosotros mismos ¿qué debo hacer para conseguir lo que quiero?. Nunca pero nunca me he limitado a soñar, es cierto que hay que soñar objetivamente pero siempre lo hago en grande. La única persona que puede ponerle límites a nuestros sueños somos nosotros mismos. Hoy puedo decir que todo lo que soy y todo lo que tengo lo soñé una vez, es increible pero cierto.

Siempre he creído que de uno mismo depende lo que atraes a tu vida, que una mente positiva y un pensamiento firme en lo que se quiere son elementos fundamentales para conseguir nuestras metas. Por ello quiero compartir una serie de tips que hago para perseguir mis sueños, es como un ritual que hago cada vez que termina un año y comienza una nuevo. Y además compartir algo que una amiga me ha comentado y me ha parecido genial, así que tambien se los dejo.

1. En una hoja blanca enumero por nivel de importancia lo que quiero cumplir en el año, no importa cuan lejos o imposible veas la posibilidad de hacerlos realidad, son tus deseos y tienen que estar ahí. Yo tengo muchos de ellos que han pasado de un año a otro, tal vez porque son los más difíciles de conseguir, pero nunca imposibles, y tengo la certeza de que un año podré tacharlo de mi lista y decir: LO HICE. Motiva muchísimo ver toda la lista llena de palomitas marcadas con tus metas logradas, te da entonces por soñar cada vez más y más alto.

2. Escribo en un pedazo de papel las cosas buenas que me han sucedido en el año, así como las malas. Ambas en hojas distintas. Cuando termino la de las cosas buenas la guardo junto a la de los años anteriores y la hoja de las cosas malas o negativas que me han sucedido la quemo, es como si estuvieras liberándote de todo lo negativo que te sucedió en el año. Créeme funciona!!!!

3. Siempre repaso mi lista de lugares que visitar, miro los muchos recortes de las ciudades y lugares que visitaré algún día, y que están todos pegados a un gran pedazo de cartón blanco. me imagino caminando por esos lugares, siento los olores, el sol, todo.....

Espero les haya resultado útil mis tips para lograr lo que queremos, recuerden siempre ser positivos ante todo, no importa cuan negativa sea la situación, siempre hay que disfrutar el camino aunque sea largo para conquistar lo que queremos. La vida es muy corta así que sueña en grande y disfruta del viaje..  ;)

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Amor de vidriera

La primera vez que los vi fue como amor a primera vista, una dependiente los colocaba junto a un vestido color coral en la vidriera de una tienda X. Qué zapatos tan lindos!!!- exclamé para mis adentros. Pero no, que va, no son para mi, son muy altos, y además el color no combina con todo... así de esa manera le puse mil obstáculos a la idea de hacerlos mios. 

Pasó una semana, y pasó otra, y un día me llené de valor y entré a la mencionada tienda. Ahí estaban, como esperándome, pedí mi número para probármelos y mágicamente entendí lo que sintió Cenicienta cuando le probaban aquel zapato que la llevaría a la felicidad. Estaban hechos para mi, de eso no había dudas. ¿Cuanto valen?- pregunté una vez más a la amable dependienta que se encontraba a mi lado. Son 28 cuc- respondió. En ese momento mis neuronas hicieron esa multiplicación por 25 que casi todo cubano hace, casi de forma automática. Seguidamente llegaron a mi cabeza frases como: pampers para bebé, cuenta telefónica, malangas, etc. Respiré profundo y con la misma fuerza con que me los había probado, los volví a meter en su caja y con mucho dolor, como quien se despide del amor de su vida, se los devolví a la dependiente. Me di media vuelta y desde entonces no he vuelto a entrar a esa tienda. De eso ha pasado ya mas de 6 meses, y ahí están, en el mismo lugar de aquella vidriera, solos y tristes. Todos los días intercambiamos miradas cuando me dirijo al trabajo, hasta en ocasiones me guiñan un ojo y siento que me susurran algo que no llego a descifrar.

¿Qué hacer con estos amores imposibles? ;)

martes, 30 de septiembre de 2014

Hoy no es un día como tantos otros

Para muchos hoy es un día normal, un día como tantos otros. Para mi hoy es un día triste, un día que me recuerda la pérdida de uno de mis mejores amigos. Para ti Yuri donde quiera que estés, va dedicado esto.


Le conocí en mi primer año de la Universidad, aquel primer día de septiembre no conocía a nadie y me sentía como un animalito acorralado, él se acercó a mi para orientarme, y no sé porqué, pero super que seríamos grandes amigos. Lo que vino despues fue una linda amistad, nos pasabamos las horas estudiando en la biblioteca, y hasta llegamos a compartir un Mundial de Calculo I, así que nos pasamos todas las vacaciones estudiando para eso. Yo me pasaba el día quejándome de todo y él siempre me decía que era por gusto, que me quejaba pero que al final salía sobresaliente en todos los exámenes. Le arrastraba a cuanta fiesta hubiera, en contra de su voluntad, y muchas veces le buscaba novias, de hecho hasta una lista de pretendientes le había hecho. Era un amigo que se aprendía las canciones de los Backstreet Boys para hacerme feliz, que leía y me daba el visto bueno de cuanta cosa escribiera, que conste que no muchos han tenido ese honor.

Y aquel lunes llegó muy raro, callado, y me dije: No le voy a preguntar que le pasa, mañana le pregunto. Llovía mucho, y me decía cuanto le gustaba el olor a tierra mojada, yo le decía que eso era porque era guajiro de campo adentro, y riendo me dijo que algún día yo iba a tener que pisar la tierra esa a la que yo le llamaba CAMPO. Y así sucedió, el martes no llegó puntual como siempre, me extrañé pero de igual manera le guardé su asiento en al aula, el día amenazaba con llover así que supuse que se había complicado con algo y le había agarrado tarde para llegar al primer turno. Estábamos en clases de Física 2 cuando llega un profe a darnos la noticia, de que Yuri, nuestro Yuri había muerto.

¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Es cierto? No lo creí, pasaron horas y aun me decía a mi misma que esto no estaba pasando. Era una pesadilla. Nos tocó decirle adiós a la persona más dulce que había conocido, al amigo incondisional, a ese ser maravilloso que fue. Lloré mucho, porque estaba en su tierra, esa con que tanto le mortificaba, y me había tocado estar ahí para darle el último adiós bajo un tremendo aguacero.

Cuantas cosas quedaron por decir y hacer. Cuanta impotencia de que la vida de alguien tan jóven se escapara así de esa manera. Sé que no volverá, sé que se ha ido pero sin embargo tengo esa sensación que está de viaje, que en ese lugar a donde se fue no tiene computadora, ni internet, ni teléfono, pero que algún día nos volveremos a encontrar y esa vez nos sentaremos a ponernos al día y a reirnos de todo como hacíamos en los bancos de la biblioteca de la UCF. I miss you Yurito!!!


jueves, 31 de julio de 2014

¿Wrong or right?

Abres los ojos, es tu primer día en este mundo que anda tan loco. Desde el justo instante que comienzas a respirar estás viviendo bajo la mirada escrutinadora de la sociedad y sus prejuicios. Quienes te educan te dicen con voz fuerte "esto" está bien y "esto otro" no tanto. Te marcan pautas sobre como sentarte y como hablar, te prohíben hacer ruido mientras comes y quedarte a cenar en casa de alguien si no has sido invitado. Leyes de educación formal, tan necesarias pero poco aprendida por muchos. Los buenos días, buenas tardes y buenas noches no faltan en tu saludo, y jamás ha fallado el agradecimiento luego de una buena acción. Nunca has llegado tarde a una cita, te has habituado a llegar cinco minutos antes siempre, aunque ya por experiencia sabes que te tocará esperar por la otra persona más de lo debido. Aprendes a perdonar, a respetar e incluso hasta olvidar. Te enseñan que tienes que ser alguien en la vida, así que estudiar hasta el cansancio forma parte de tu cotidianidad. Luego de eso encuentras el hombre que segun tus padres es el indicado, y descubres que tenían razón. Aprendes a amarlo y se vuelve el amor de tu vida. Años después él se convierte en el padre de tus hijos. Ya tienes 40 años y dos hijos que educas segun las mimas leyes que te inculcó tu familia, e intentras hacer de ellos las personas que quieres que sean.

Años más tarde, ellos se han convertido en hombres y mujeres, tus padres te faltan y te das cuenta que tu esposo, ese de tanto años se está acostando con la vecina del frente, sí, esa misma que ha sido tu amiga de toda la vida. Te miras al espejo y ya no hay ni rastros de la linda jovencita que solías ser, el tiempo ha hecho muy bien su trabajo. Te da coraje porque te has pasado toda la vida haciendo lo correcto -¿correcto para quién?-, cumpliendo reglas, no has roto ni una sola y sin embargo a los que te rodean poco les interesan cumplirlas.

Y de pronto explotas, te cansas de todos y de todo. Te pones las alas que llevas tejiendo desde hace mucho, y te olvidas del mundo.No queda tiempo pero has decidido que desde ese día en adelante cambiarán las cosas. Esta vez te duermes tarde en la noche y al despertar te das cuenta que has vuelto al primer día de tu vida. Y nuevamente te enseñan lo "bueno" y lo "malo", esta vez las cosas serán muy diferentes, al fin y al cabo la vida es una sola y cada cual la vive como quiere.


viernes, 20 de junio de 2014

La leyenda del hilo rojo




“UN HILO ROJO INVISIBLE CONECTA A AQUELLOS QUE ESTÁN DESTINADOS A ENCONTRARSE, SIN IMPORTAR TIEMPO, LUGAR O CIRCUNSTANCIAS. EL HILO ROJO SE PUEDE ESTIRAR, CONTRAER O ENREDAR, PERO NUNCA ROMPER”.
Hace mucho tiempo que compartí en este blog esta frase tan linda y hoy quiero compartirles la leyenda que corre detrás de ese hilo rojo. El mito proviene de Japón y ha sido pasado de generación en generación. Cuenta la leyenda que existió hace mucho pero mucho tiempo un emperador y que éste se había enterado de que en su reino vivía una bruja muy poderosa que tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino. El emperador sin pensarlo dos veces la mandó a traer cuanto antes ante su presencia. Llegó la bruja y le ordenó que le mostrara el otro extremo del hilo que llevaba atado a su meñique, y que lo llevaría ante la que sería su esposa. La bruja accedió a su petición y comenzó a seguir el hilo que los condujo hasta un mercado en donde una pobre campesina con una bebe en los brazos vendía sus productos.
 
Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invitó a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo: “Aquí termina tu hilo”, pero al escuchar esto, el emperador entró en cólera creyendo que la bruja se burlaba de él, empujó a la campesina e hizo que la bebé que sostenía en brazos cayera al suelo y se hiciera una gran herida en la frente, ordenó a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llegó el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda, sería ese el día en que conocería a la que sería su esposa. Ella entró en el templo con un hermoso vestido y un velo que le cubría totalmente el rostro. Al levantarle el velo vió por primera vez que este hermoso rostro tenía una cicatriz muy peculiar en la frente. Una cicatriz que él mismo había provocado al no ver al destino que había pasado frente a él. (Fin de la leyenda)


Siempre he pensado que nacimos predestinados para alguien en la vida, tal vez nunca lo conozcamos, o quizas sí, no sé si les haya sucedido que cruzando una calle o al mirar por el retrovisor del auto, cruzan la mirada otra persona y sientes una sensación extraña, como una conexión inexplicable. Tal vez no vuelva a repetirse jamás, sin embargo toda la vida nos acordaremos de ese o esa que lleva, así sea en otra latitud y tal vez sin saberlo, el otro extremo de nuestro hilo rojo. Otros felizmente le han encontrado y atan cada día más fuerte ese nudo que une sus vidas. Creo encontrarme entre los afortunados que hemos encontrado nuestra media naranja, y ¿tú la has encontrado? Déjame tu comentario y cuéntame si has econtrado a quien lleva el otro extremo de tu hilo rojo. Si no lo has encontrado aun no te preocupes, el hilo nunca se romperá, no lo olvides. Feliz viernes.

miércoles, 18 de junio de 2014

Mi Moneda que Dura

Llevo debiéndome a mi misma un post a una banda que me regaló los momentos más bonitos de mi adolescencia y juventud. A Moneda Dura y a ti Nacho que hoy estás de cumple y que nunca tuviste un NO para mi cuando te pedía una foto más. A ti que me demostrarte que ser famoso no te quita ni la humildad ni la dulzura con que tratas a tus fans. A ti va dedicado este post. Un beso.


Decir Moneda Dura es como decir mi vida entera, es revivir momentos, canciones que encierran en si mismas historias inolvidables. El primer recuerdo que tengo de ellos es mi mejor amiga de aquel entonces, plenos finales de los 90, invitándome a la Casa de la Música de Cienfuegos a lo que fuera uno de los primeros conciertos que la banda daría en la Perla del Sur. Deben imaginarse que ir a concierto de pop rock a los 12 años no le sonó muy bien a mis padres, quienes obviamente se negaron. Fue solo gracias a un primo mucho mayor que yo que se comprometió a traerme de vuelta a casa, que esa noche conocí al que hoy sigue siendo mi grupo cubano favorito. Fue increíble verles fuera de la pantalla, por momentos no podía creerlo, los tenía ahí delante, y aunque al final de la noche tenía mil moretones por los muchos empujones y uno que otro dedo del pie machucado, me sentí satisfecha. Esa noche supe con mi poquita edad que me gustaba Moneda Dura, y que le seguiría a donde fuera necesario porque con cada canción me contagiaban de su buena onda.

Formé un club de fan con todos los de mi aula de la secundaria, y tratabámos por todos los medios de estar en primera fila en cada concierto. Los moretones y machucones en los pies siguieron claro, pero fue solo cuestión de adaptación, luego de dos canciones yo era una más repartiéndolos a borbotones, nunca a drede que conste. Para suerte nuestra Cienfuegos se había convertido en escenario provilegiado pues contaba con muchísimos conciertos de la banda. Cada CD traía consigo aprenderme todas sus letras de memoria, buscar el CD así fuera de debajo de la tierra y por supuesto sociabilizarlo con cuanta persona se pudiera. A eso suménle llenar mi cuarto de fotos de los integrantes de la banda y cazar cuanta revista Somos Jovenes y Pionero hablara de ellos.

Pasó el tiempo y me creí mayor, y aunque les escuchaba dejé de ir a sus conciertos porque los estudios me robaban el tiempo, y era necesario esforzarme para tener un futuro mejor. Un buen día estaba en casa haciendo reposo y viendo la TV, en ese momento comenzaba uno de los programas más populares en aquel entonces: "Mediodía en TV", y cual fue mi sorpresa al ver que el invitado especial era Nassiry. Mi corzazón se apretó y sonreí, como cuando vuelves a ver a un viejo amigo luego de mucho tiempo. Aquel día tomé papel y lápiz y le escribí una cartita, diciéndole todo lo que MD y sus canciones significaban para mi. Cual fue mi sopresa cuando un mes más tarde, me llamara a casa Abel Álvarez conductor del mencionado programa para invitarme a  su programa del 14 de Febrero y nada más y nada menos que con Nassiry Lugo también de invitado. El programa estaba dedicado a varios artistas y a sus fans, y yo había sido escogida para conocer a mi Moneda Dura.

Llegó el día, los nervios a full, ¿como te preparas para conocer a tu ídolo de toda la vida?. La experiencia puedo describirla como maravillosa, porque lejos de todo lo que imaginaba en mi cabeza, Nassiry se portó de lujo conmigo y con mi esposo. Esa tarde fuimos invitados al lanzamiento del CD "Callejero" que tuvo lugar en el Café Cantante "Mi Habana" y recuerdo como si fuera hoy cuando Nacho comenzó a cantar "Yo vengo de la Habana" que me miró y me dijo: "Jany, en Cienfuegos yo me siento como en casa".

Luego de eso vinieron muchísimos conciertos más, en los cuales siempre estuve en primera fila, conciertos que tengo grabados y que guardo con mucho recelo, porque son tesoros para mí, tesoros muy valiosos. 
El último concierto que asistí fue al lanzamiento del CD "Caminos Infinitos", recuerdo que una vez Nacho dijo en una entrevista que los mejores conciertos de Moneda Dura eran los que se daban en Teatro Karl Marx y cuando le vi en "23 y M" promocionando el concierto me dije a mi misma que debía estar ahí y así lo hice. Debo decir que fue el mejor concierto de Moneda Dura, pese a que no estuve en primera fila (tercer balcón primera fila) bailé y me divertí muchísimo, recuerdo una chica que tenía al lado y que trataba de hacerme competencia en cuanto a las letras de las canciones, la pobre no sabía con quien se estaba metiendo, hasta las letras de las canciones que se extrenarían esa noche me las sabía ya de memoria. Como siempre quise tener mis fotos con la banda y que Nacho me firmara mi poster nuevo como tantos otros pero esa noche fue imposible. "Cuando MD vaya a Cienfuegos se lo pido" - me dije, mas no imagné que tal vez no habría otra oportunidad.

 Hoy hace ya varios años que no siento esa sensación indesciptible de saber que "ESTA NOCHE" habrá concierto, es una sensación que aunque quiera no puedo sentir por ningun grupo más, solo le pertenece a MD. Agradezco entonces pese a las distancias y las vueltas del destino, haber podido conocer a esa personita llamada Nassiry Lugo, agradececerle su voz, sus letras profundas y por sobre todas las cosas agradecerle el maravilloso ser humano que es. Gracias por siempre estar disponible a pesar del cansancio y las malas noches. Gracias por aquella noche alentarme a que aquella, mi primera entrevista para la Radio de la Universidad de Cienfuegos saliera bien. Y aunque una vez te prometí que publicaría todas las fotos ordenadas cronológicamente, aun no lo haré, me quedan aun muchas fotos que pedirte y muchos conciertos que asitir. Aun me debes "Diciembre". En esta orilla o en cualquier otra, estaré en primera fila. Aun mi Moneda dura, y durará. Lindo cumple!!! TQM!!!

viernes, 13 de junio de 2014

Viernes 13 ¿superstición o realidad?

Para muchos decir "Viernes 13" les recuerda aquella mítica película de terror donde un enmascarado llamado Jason asesinaba de forma sangrienta a cuantos campistas se encontrara a su paso, para otros es simplemente una fecha más en el calendario. Pero ¿que encierra verdaderamente esta fecha? Haciendo un poco de historia para dar una explicación real a esta a esta superstición, viajamos en el tiempo al viernes 13 de octubre de 1307, día en que la orden de los Caballeros Templarios fue perseguida por la Santa Inquisición, arrestándoles masivamente esa misma noche en París. La causa de esto fue la suposición de que los caballeros se reunían a hacer celebraciones paganas y practicar la herejía. Por esta razón fueron asesinados o condenados a la hoguera, en una matanza colectiva. Desde entonces el viernes 13 se considera fecha de mala suerte.

¿Sería muy loco decir que para mi el "Viernes 13"  es signo de algo bueno? Tal vez sea que no me ha tocado vivir ningun síntoma del "Viernes 13", sin embargo he tenido las experiencias más lindas en días como esos. El viernes 13 de febrero del 2004 contraje matrimonio con mi esposo, y ya llevámos 10 años de casados. Un viernes 13 estaba en un campismo popular donde conocí a muchos de los que hoy son mis mejores amigos. Un viernes 13 me enteré que sería tía. Así que no creo que los "Viernes 13" sean tan malos, al fin y al cabo cualquier día pudiera ser peor. ¿Y tu que crees? Déjame tu comentario sobre que cosas te han sucedido en esta fecha. Recuerda que la suerte no existe, que de ti depende que hoy sea un buen día. Rompe la superstición, has que este "Viernes 13" sea el mejor día del año. Vamos tú puedes!!!! :)

viernes, 6 de junio de 2014

El destino de Laurita

Este viernes quiero compartirles este minicuento con el cual participé en el Concurso de Minicuentos "El Dinosaurio" auspiciado por el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso hace unos años. Este minicuento titulado "El destino de Laurita" está dedicado a la lucha contra el maltrato y la violencia en todas sus formas. Lo dejo entonces a su disposición, espero les guste y les haga reflexionar.






















El cuarto está oscuro y siento gritos. Nada se mueve, y sin embargo se escuchan ruidos extraños. Miro a mí alrededor y todo parece normal, pero en el fondo tengo esa sensación de que algo no anda bien. Laurita está recostada en su cama pero los gritos de su madre la asustan. Le veo rascarse sus ojitos azules, y aun medio dormida camina de puntillas hacia la sala para ver qué pasa. Le siento llorar bien bajito. De pronto un silencio inmenso me clava una duda, mi cuerpo tiembla, quiero correr mas no puedo, me quedo inmóvil junto a la cama. Siento los gritos de su madre pero no siento a Laurita, quiero moverme y buscarla, ella tiene que regresar a la cama y abrazarme. De pronto alguien aparece con sus manos llenas de sangre y un pedazo de lo que fuera su bata de dormir, sin decir una palabra lo dice todo, no he podido hacer nada, me he quedado inmóvil junto a su almohada, al fin y al cabo solo soy una simple muñeca de trapo.

viernes, 30 de mayo de 2014

La música en tu vida

Hace unos días que en las listas de reproducción de mi celular se encuentran temas de la banda sonora de la serie española Velvet y me he encontrado con canciones mágicas, de esas que te hacen volar. Desde hace algun tiempo he querido escribir sobre la música y ese poder que tiene sobre nosotros. Ahí les va...

La música me atrevería decir que luego del amor es el segundo motor impulsor de quienes gustan de ella. Hay canciones que se convierten en personas, canciones a las que les nacen manos y te acarician. Canciones que reviven momentos y sensaciones, que arrancan lágrimas. Cuando encuentro una canción que desde el primer acorde me eriza la piel o me aprieta el corazón, a veces sin ni siquiera haber escuchado la primera palabra, sé que esa canción formará parte de la banda sonora de mi vida. Hay canciones que te hacen cosquillas y te sacan la sonrisa, cuando llevas uno de esos días grises en que nada tiene sentido. Canciones que por un instante crees haberlas escrito tú mismo porque te definen tanto que te espantas.

Acá les dejó algunas esos temas llevo escuchando hace días, canciones que ya forman parte de mi banda sonora. ¿Cuáles son las tuyas? Vamos anímate y compártelas en un comentario. Te espero!!!




miércoles, 28 de mayo de 2014

Encuentro tardío


Hoy he vuelto a asomarme al balcón, sé que te prometí que no lo haría hasta que no volvieras, pero hoy siento una felicidad rara, una felicidad que se me disfraza de temor. Este día tiene algo de diferente que no se definir. Tu carta me ha llegado en la mañana, he vacilado en abrir el sobre, ha sido mucho tiempo sin saber de ti que al escuchar el llamado del cartero, un frio inmenso me ha recorrido de pies a cabeza. Esta guerra interminable me ha despojado de amigos, he visto morir tanta gente conocida, que es por ello que desde la primera semana que dejaste de escribir supuse que serías un número más en la lista de bajas del ejército. No sé qué significa esta carta,  un lugar marca el encuentro esperado por muchos años.

Ya es tiempo. Camino por las calles, solo unas pocas me separan del lugar en que por fin te veré. Me pregunto cómo habrás encontrado todo, han sido 7 años, es mucho tiempo, tantas cosas han pasado desde que nos despedimos en aquel andén. La biblioteca en la adorábamos pasar tiempo leyendo a García Márquez ahora la han convertido en el Café Literario de la cuidad, en ocasiones me tomó un café y me aferro a la portada de Cien años de soledad, será porque siento que la ojeamos juntos como aquellas tardes. Gabo ha muerto hace unos días ¿sabes?, pensé en ti y en nuestros planes de conocerle en persona, mis ilusiones han muerto con él.

Ha comenzado a llover, era lo único que faltaba para arruinarlo todo. Apresuro el paso, solo quedan pocos metros para verte y el corazón se me agita, me vienen a la mente cada uno de los momentos que pasamos juntos, cuando me gritaste en medio del parque central que me querías, y de aquella vez que la acomodadora del cine nos cogió haciendo el amor. Esa noche reímos tanto que pensé que moriríamos de tanto reír. ¿Qué locuras hacíamos verdad?

Estoy aquí, la lluvia ha cesado aunque de nada sirve pues estoy algo mojada, te busco con la mirada pero no te encuentro, sigues tan impuntual como siempre, no has cambiado nada, pero por esta vez no he de enojarme, tengo tantas deseos de verte que lo perdonaría todo. Debo confesarte que estoy nerviosa como nunca, me siento aquella niñita de secundaria básica que esperaba que llegara la hora del recreo para verte pasar. Tanto tiempo y aun cuantas cosas provocas en mí.

He dado varias vueltas, y así de la nada, te me apareces, vestido con tu uniforme azul, tan elegante luciendo dos estrellas doradas en cada una de tus charreteras. Nos miramos inmóviles, no dices nada, el momento no necesita palabra alguna, muchas veces el silencio dice más que un puñado de palabras. Te sonrío, no puedo creerte delante de mí, tú sin embargo, mantienes tu mirada estática, tal vez ya no soy ni tan joven ni tan bonita como hace unos años. Minutos mudos que vienen y van. Te tomo de la mano y te siento tan frio, te abrazo pero ni siquiera te mueves, te vuelvo a mirar, esta vez más de cerca y se me congela el rostro. No es azul tu uniforme y estás más alto, te desconozco, no eres tú, no eres mi Iván. Es tu ropa y tu cara pero no es tu olor, no son tus ojos ni eres tú. ¿Qué te han hecho?

A tus pies una tarja de mármol, y en ella tu nombre y el de muchos otros, mi temor por años es ahora una terrible certeza, tu nombre forma parte de los muertos en la guerra. No puedo evitar derramar una lágrima, he soñado tanto con tu regreso que no me perdono haya sido de esta manera. Hubiera preferido morir con la duda que tener que vivir con esta verdad. Debo marcharme, es tarde y la lluvia no tarda en volver a aparecer. No me despido, al menos podré verte cuando quiera. Esta vez cumpliré mi promesa, no volveré a asomarme al balcón.

viernes, 28 de marzo de 2014

¿Como dejarte marchar?




No lo planeabas, de pronto la prueba de embarazo ha dado positivo y todos todos se preparan para la llegada del nuevo miembro de la familia. Ahora tu rutina diaria ha cambiado, ya no duermes como antes y las nauseas se apoderan de tus mañanas. Tienes más hambre que de costumbre y esas curvas de criollita de Wilson han comenzado a desaparecer. Asistes a muchísimas consultas y chequeos para saber si todo está bien con tu bebé, pero una prueba ha dado un resultado no esperado. Te preocupas, lloras, y te atemoriza la idea de imaginar lo que vendrá. En la cola de espera de la consulta escuchas todo tipo de historias, y se te aprieta el corazón de tan solo pensar que tendrías que dejarlo ir, que tendrías que decirle adiós a la cosa más preciosa que te ha dado la vida.

Buscas refugio en los que te quieren, tus lágrimas afloran el miedo que te carcome y sin embargo, no todo está perdido. El doctor te ha explicado todo el procedimiento futuro y aunque sus palabras han sonado alentadoras, tu miedo no desaparece. Las horas que restan para las siguientes pruebas parecen siglos, no quieres dormir, solo quieres saber que todo está bien y que tal vez ha sido un error humano en el procesamiento del exámen médico. 

Ha amanecido, casi volando has caminado las calles que te distancian de ese lugar que temes tanto. Llegas y la espera te tortura, aunque quieres ser fuerte, por instantes no puedes y te derrumbas. Ha llegado el momento, estás ahí acostada en espera de alguna palabra de aliento. Todo es silencio. Segundos demoledores. Luego palabras raras que no entiendes. Al final una frase salvadora: "Todo esta bien con tu bebé" y es como si un soplo de vida te devolviera el alma. Aun no es tiempo para dejarle marchar de tus entrañas. 

jueves, 13 de febrero de 2014

Bodas de Estaño


Nos conocimos una tarde del año 2000, yo con 14 años y más flaca que un espaguetis, él 7 años mayor y con un pasado un poco tormentoso, sin embargo, ese primer día nuestra empatía anunciaba la fuerte amistad que nos uniría para siempre. Unas semanas después algo comenzó a encenderse en mi cada vez que lo veía, me pasaba las tardes pegada al espejo buscándome alguna que otra espinilla para de reojo verle hacer ejercicios en el gimnasio que había en fondo de mi casa. Me pasaba las tardes llenando mis libretas con su nombre, soñando en ser su novia y en que envejeceríamos juntos. Mi momento favorito era cuando terminaba su sesión de ejercicios y "casualmente" nos encontrábamos en la sala de mi casa para así conversar por horas sobre como nos había ido en el día. 

Un día se llenó de valor, me tomó de las manos  y me dijo que me quería mucho y que si quería ser su novia, a lo que yo le respondí: "ERES MUY MAYOR PARA MI", el pobre tuvo que soportar esa respuesta inmadura de quien les escribe que para ese entonces nunca había tenido novios ni había besado a alguien siquiera. Casi al punto de las lágrimas, se enojó y se fue y pasaron casi 2 años sin vernos, aun cuando vivíamos a menos de 50 metros de distancia. Se buscó una novia que lo ayudó a salir un poco de ese pasado que lo perseguía y comenzó a estudiar.

Ya con 16 años me lo volví a encontrar en la cola de un supermercado y volvimos a retomar nuestra amistad, yo ya un poco más crecidita y con problemas en mis relaciones amorosas, él a punto de separarse de su novia y con su hombro disponible para aguantar todas mis insatisfacciones y tristezas. Un día así sin más me besó, o mas bien nos besamos, con esas ganas que nos guardábamos hacía tantos años y supimos  entonces que había comenzado nuestra historia esta vez como pareja. Llegó el primer año juntos y el segundo, y nos dijimos ¿por qué no casarnos?, siempre me había hecho ilusión vestirme de blanco y casi casi vivíamos juntos, entonces planificamos todo y nos casamos en una ceremonia sencilla pero rodeados de quienes nos quieren bien. 

Hoy se cumplen 10 años de ese "Sí, acepto", sin darnos cuenta el tiempo se ha ido volando,10 años se dicen fáciles pero ha sido un largo camino lleno de cosas más buenas que malas. Muchos dudan cuando digo que en estos 12 años nos sobran dedos de las manos para contar las veces que nos hemos peleado, que hemos dormido cada cual para su lado de la cama, no todo ha sido color de rosa pero las pocas dificultades que hemos afrontado no han podido mellar el sentimiento que nos une. 

Se que él seguirá diciéndole a todos que fui yo la que un día aparecí con mis maletas y le dije: "NO ME VOY MÁS" y que no pudo hacer nada contra eso. Y sé que quien inventó ponerle nombres a los aniversarios de bodas, bien pudo buscar en la Tabla Periódica de los Elementos alguno más sonoramente agradable para llamar a estos 10 años, pero ahi te va mi amor, mi amigo, mi amante: FELICES BODAS DE ESTAÑO!!! Te amo!!!



martes, 4 de febrero de 2014

Pedazo de vida

 

Mi familia y amigos saben que por estos días ando como se dice en buen cubano "culeca" porque seré tía dentro de 7 meses. Mi hermana, esa que aun sigo viendo como mi "hermanita" pero que ya tiene 21 está embarazada de 12 semanas y medias. Cuando me lo dijo primero fue algo realmente impactante porque se supone que yo soy la mayor, debo ser yo la primera que encargue, y sin embargo ella, la menor, pues se nos ha adelantado.

Hoy ha sido su primera ecografía, hoy tía ha visto a su sobri por primera vez, diminuto, indefenso, pero también saltarín e inquieto dentro de su burbujita, tal vez molesto por el manoseo de ese aparato raro que le interrumpió la siesta. Cual Messi, pateó y pateó que no podiamos creer que esa mini personita pudiera estar tan activa y mi hermana ni darse por enterada. Pero aun es muy pronto, aun quedan más meses para que tía se siga emocionando.

Ahora queda esa incógnita de si será NIÑA o NIÑO, por ahora quiero que sea una niña, la family completa hemos hecho un meeting y solo le hemos regalado cosas de color rosa, espero que nos de gusto, sino cambiaremos todo a azul sin problema alguno. Pero mi intuición de tía (que no va a fallar) me dice que será una nena presiosa a la cual pienso malcriar mucho mucho.

Aun en la búsqueda del nombre, que si tenemos muchos nombres para hembra pero de varón ninguno, mientras nos pasamos las tardes hablando del día del parto y de como ahorrar y planificar el dinero para comprar todo lo necesario, de su alimentación y de como va a cambiar su cuerpo, así, va pasando esta cuenta regresiva hasta ese día en que esta tía orgullosa pueda tener en sus brazos a esa pequeñaja, para abrazarla y mimarla como se merece, para que llegue como posión de vida a cada uno de los miembros de su familia. Te amo bebé!!!

viernes, 24 de enero de 2014

Sentimientos encontrados




DESPEDIDA: "Cuanto odio esa palabra!!!". Luego de un tiempo aprendí que decir adiós siempre es triste, es querer tragar en seco y sin embargo ese nudo en la garganta no baja y se queda atorado sin dejarte siquiera respirar. Es esas ganas inmensas de abrazarte a ese alguien y pedirle que no se marche, enraizarse a sus pies y no dejarle ir. Me han tocado despedirme tantas veces de amigos y familia, algunas de esas dependidas han sido para siempre, de esas que sabes que son únicas y que no volverán a repetirse. Otras han sido despedidas momentáneas, fugases y repetidas. Lo que mas duele es no saber cuando volverás a encontrarte con ellos, si regresarán y ya no estarás, o si los esperarás y nunca más regresarán.

Las despedidas siempre dejan dudas o remordimientos, dejan cosas por decir o vivir. Lo mejor de todo es que justamente cuando nos despedimos de alguien algo de ti se va para siempre y contigo se queda algo de quien se despide, ese algo es lo que los mantiene juntos por siempre, no importa el tiempo, la vida.

Esta musa se despide este viernes con una frase que leí hace unos días y que viene como anillo al dedo:

"Un hilo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar el tiempo, el lugar ni la circunstancia. El hilo se puede estirar o enredar, pero nunca se romperá."