martes, 24 de diciembre de 2013

Motivos para una Navidad


Cuando era niña moría por que llegaran estas fechas, decir DICIEMBRE para mi era la mejor etapa del año luego de mi cumple, me encantaban ver los regalos, la ropa nueva que me compraba mi mamá para despedir el año, toda la deliciosa comida que preparaban en casa. Esa noche antes del 25 no podía a penas dormir deseando que amaneciera, sentir el despertador de mi abue, verlo por la rendija de mi ventana como encendía la leña y luego taparme los oídos con mi almohada porque moría de tristeza al escuchar los chillidos del puerquito, eran días de estar en familia, de estar unidos, esos días eran los días en que todos sin excepción de cuan lejos viviéramos, al final del día terminábamos sentados en la misma mesa, celebrando lo mismo: la unión de la familia.
Escuché una vez que alguien dijo cuanto odiaba estas fechas, y no le entendí, me preguntaba como podrían estas fechas no gustarle a alguien cuando todo es tan bonito, tan lleno de color, ¿quien no amaría celebrar la Navidad? Con el paso de tiempo esa felicidad de que llegue DICIEMBRE ha ido cambiando poco a poco, será tal vez porque quedan muchos espacios vacíos en esa enorme mesa, unos porque se fueron a buscar mejoría en otra geografía, otros porque les tocó la hora de partir hacia un lugar, espero mejor. Será además porque el espejo me muestra cada vez cuan lejos estoy de esa niña que aun me siento y que no solo yo he sufrido el paso del tiempo sino también todos los que me rodean. En fin, aun cuando estas fechas me ponen nostálgica  agradezco a Dios el tener a mi familia unida y el poder dar gracias hoy, de al menos decirle cara a cara FELIZ NAVIDAD a los seres que más amo en el mundo. La vida nunca será la misma, cada año trae sus propios cambios y retos, algunas personas se van, otras llegan, sin embargo cada DICIEMBRE habrá razones para celebrar y recordar los momentos vividos. FELIZ NAVIDAD PARA TODOS!!!

jueves, 19 de diciembre de 2013

Felicidad


La felicidad, esa sensación maravillosa de que nada ni nadie en el mundo puede hacernos sentir mal, esa que todos buscamos y soñamos, esa que defendemos con uñas y dientes con tal que nos dure un poco más, esa que disfraza las lágrimas, y protagoniza momentos inolvidables, en ocasiones ridículos. Pero detengámonos un segundo y preguntémonos ¿que es la felicidad? ¿es un estado? ¿un sentimiento? ¿algo efímero?.

La felicidad es ese instante en que comienza a sonar mi canción preferida, es ese momento mágico en que comienza a llover y las primeras gotas de lluvia mojan la tierra, es sentir los primeros rayos del sol brillando en mi cara, es simplemente sentirte útil cuando ayudas a alguien sin pedir nada a cambio. Ser feliz no es tener todo lo que quieres o todo lo mejor, ser feliz es conformarse con lo que tienes y de igual manera seguir siendo TÚ. Un amigo una vez me dijo que ser feliz era una metáfora, porque no podíamos definir ciertamente que era la FELICIDAD. Felicidad no es tener dos mujeres, dos carros y una exagerada cuenta bancaria, tengo amigos que viven en la cima de una loma, y son felices con el solo hecho de tener su siembra al día y su mujer en casa haciendo café.

Muchas veces esperamos un momento de felicidad con ansias, miramos al futuro y nos decimos a nosotros mismos que algún día tendremos o haremos eso que nos hará felices, sin darnos cuenta que el futuro es incierto, y que solo tenemos el minuto de ahora para ser felices. Alguien muy sabio dijo una vez que la felicidad no está en la cima de la montaña, está en cada paso que damos por alcanzar la cima. Entonces, ¿por qué esperar?... AHORA es el momento exacto y perfecto para ser felices, no es tan difícil, te atreves? ;)