viernes, 26 de abril de 2013

Encuentros


A veces temo encontrarte por las calles, cruzar una acera y verte ahí de pie como esperando algo, muchas veces te veo sentado en ese banco donde pasamos tantas tardes, simplemente hablando de cuanto odiábamos el aburrimiento. Aquel libro que me regalaste en la primera cita lo he leído unas cien veces, aquel que cada vez que me sudaban las manos se me quedaban todas las letras pegadas a mis dedos y tú  te empeñabas en borrarlas y la marca se quedaba por casi una semana. En cada una de sus páginas te recuerdo haciéndome esas historias con tus muchísimas maneras de dramatizar, hasta parecías un profesional de la actuación.

Tengo instantes en que suena el teléfono y lo tomo corriendo pensando que responderé y saldrás tú con tu voz cansada y me dirás Hola tontina, y yo una vez más me pondría de mal humor como casi siempre cuando me llamas así, pero me doy cuenta de que no puedes llamarme, me doy cuenta que vivo en un mundo donde simplemente me quedan las marcas de las letras de ese libro que leo cada tarde. 

Entonces cuando estoy sola en casa viendo tus fotos te siento junto a mí, y siento que nunca te vas del todo, te quedas aquí porque sigo aferrada a cosas que ya no pueden ser. Me siento tan sola, me has dejado tan sola. Por eso es que temo encontrarte por las calles, porque estoy segura que si te encuentro te pediría sin rodeos ni excusas que me lleves contigo.

lunes, 22 de abril de 2013

20 años amando a BSB



Han pasado casi 20 años desde aquel primer día que vi a Backstreet Boys por televisión. Era una niñita de apenas 11 años cuando escuché por primera vez sus voces una sabatina tarde de 1997. Por equivocación un videocasete llegó a mi reproductor y como por arte de magia me vi impactada por cinco chicos de Orlando Florida que con unas voces muy alegres decían HI WE ARE THE BACKSTREET BOYS!!!!, y luego comenzó a sonar la melodía de We´ve got going on. Mientras la canción avanzaba sentía que me iba enamorando de ellos cada vez más, sus voces tenían un empaste genial, y a eso agregarle que todos eran muy guapos y bailaban espectacularmente. Ese video lo vi tantas veces que terminé por aprenderme toda la canción, no sabía nada de inglés, sin embargo en mi libreta ya estaba su letra (al menos como yo la escuchaba). No me sabía sus nombres, al igual que otras chicas ellos eran un misterio, solo sabíamos que el grupo se llamaba: “Backstreet Boys”. Para suerte nuestra llegó en muy poco tiempo otro video As long as u love y ahí ellos portaban unos carteles con sus nombres, tomé papel y lápiz y puse PAUSE cada vez que salían para así saberme los nombre de ellos, se hacían llamar Kevin, Howie, Aj, Brian y Nick. Luego llegó el tiempo de compartir revistas SUPER POP, BRAVO que nos llegaban de nuestros familiares en España al igual que las SUPER TEEN que me regalaba un tío que vivía en los Estados Unidos. Cuando llegó el CD Millenium fui la chica más feliz del mundo, coincidió la fecha del lanzamiento con mis 15 años y mi tío me trajo de regalo el CD, muchísimos posters incluyendo uno casi de mi tamaño, además de los súper héroes de BURGER KING.
Luego con el Black and Blue ya tenía unos añitos más (16 o 17 años) así que me las ingenié para sacar el CD así fuera de debajo de la tierra. Gracias a mi eterno amigo Alberto pude tener el CD y también me regaló algo que se hacía llamar “El libro de ORO de los Backstreet Boys (edición argentina)” que traía juegos, letras, test y muchísimas curiosidades de los chicos. Ya para el NEVER GONE era novia de mi esposo bello que un buen día en uno de nuestros primeros aniversarios se apareció con el NEVER GONE (pirata pero me supo a CD Original) y casi me muero de la felicidad porque traía todos los temas incluyendo los inéditos. Luego vino esa larga espera de saber qué pasaría con ellos, AJ en rehabilitación, Nick sacando disco en solitario, esa etapa la recuerdo con mucha tristeza e incertidumbre de que sería lo próximo que sucedería con ellos. Milagrosamente llegó THE HITS CHAPTER ONE, donde los chicos nos regalaron la bellísima canción DROWING. Ya en el 2007 comencé a estudiar en la universidad y cuando me asignaron una cuota de internet lo primero que hice fue escribir en el GOOGLE “bsckstreet boys”, ahí conocí que estaban estrenando su nuevo CD llamado “UMBREAKABLE”. Disco que OF COURSE conseguí esa misma semana, y que está entre mis CDs favoritos, ya desde ese día volví a mis andadas con más fuerzas que nunca. Ese disco me hizo conocer a gente maravillosa, a Rocío mi amiga de España que aunque anda perdida casi todo el año siempre retomamos la comunicación con nuestros “testamentos”(así llama ella a nuestros correos de decenas de cuartillas), a mí siempre amigo Sandy que es mi ANGEL de la GUARDA y que gracias a él es que me mantengo actualizada y gracias a él que siempre me compra el CD y me lo regala, gracias a él tengo un video de Nick saludándome y gracias a él tengo mi foto autografiada. Que decir además de la personita más linda del mundo, mi eterna amiga Ro, mi linda argentina, que nos encontramos en el libro de visitas de BSBSPAIN y desde ese día poco a poco hemos formado esta amistad tan linda. Gracias a ella he conocido el club más bello del mundo: el KTBSPA Argentina, chicas maravillosas a las cual quiero mucho.
Llegó luego el THIS IS US, el NKOTBSB, ya en este 2013 cumplimos nuestro 20 aniversario, tendremos nuestra estrella en el paseo de la FAMA de Hollywood (cosa que ya estaba deseando desde hacía mucho), y para más felicidad tenemos disco nuevo con Kevin de regreso. ¿Qué más podemos pedir? Así les demostramos a muchos que Backstreet boys sigue más latente que nunca.
Resumiendo: amarles ha sido muy fácil. Ellos ha formado parte de mi vida, he crecido con ellos, cada uno de sus temas me recuerda algo, una experiencia, un momento triste o feliz, simplemente algo. Backstreet boys no imaginan en que magnitud ellos han cambiado e influido en la vida de cada una de nosotras. Ellos han hecho de mi la persona que soy hoy. Gracias por tantas emociones y sueños compartidos. Gracias BSB por existir!!! KTBSPA!!!

viernes, 5 de abril de 2013

El y ella

El amor se manifiesta de muchas maneras, podemos encontrarle en el sitio menos esperado, hallarle así al vuelco de una esquina. Los años me han demostrado que uno no escoge a quien amar, que es el corazón el que mágicamente te dice: "ES ÉL" y ya no puedes hacer nada. Esta es una pequeña historia de amor, ¿de que otra cosa me gusta escribir?, no recuerdo que me llevó a escribirla, simplemente fue un detalle y ZAZ!!! aquí está. Que la disfruten!!! Ahhh y agradezco los comentarios!!! ;)



Ella nunca imaginó que lo encontraría, a él, de la forma que lo hizo. Ella estuvo cerca de él desde hace muchísimo tiempo, y sin embargo no sabía que él existía, o tal vez le había visto alguna vez pero no de la manera en que comenzó a verle después. Y es que él era para ella todo un misterio, ella se preguntaba tantas cosas de su persona, él obviamente desconocía sus sentimientos. Ella comenzó a mirarle, miradas casuales, otras no tanto, él simplemente no notaba sus miradas, ella sentía en carne propia la indiferencia de no hacerse notar ante él, de ser invisible ante sus ojos.

Mirarle se convirtió en un hábito, en una religión. Ella descubrió su sitio preferido, el de él, que luego pasó a ser el de ella, pasaba tardes sentada en su "lugar estratégico" pues amaba mirarle de lejos. Así de esa manera le conoció todo. Sin embargo cuando estaban cerca, ella no le miraba, simplemente lo ignoraba, sentía vergüenza de estar al descubierto, ella ante él. Ella averiguó su nombre y le buscó en el directorio de correos, comenzó a saludarle de vez en cuando con la esperanza de que él respondería pero nunca lo hizo, ella supuso que no deseaba conocerla. Más ella no desistió de mirarle, a él.

Un día, ella, llegaba más temprano que de costumbre, y cuando se tornó a tomar el pasillo central, él venía caminando en sentido contrario, ella como siempre, se puso tan nerviosa y trató de ignorarle, más él le miró y en el preciso instante que pasó por su lado, le dijo: Buenos días!!!- y le sonrió, de las manos, las de ellas, cayeron los libros que traía, él le ayudó a recogerlos, sus miradas se encontraron finalmente por más de dos segundos y fue esta vez intencional. Sus manos se rozaron y comprendieron que sus miradas, la de ambos, no volverían a separarse jamás. El amor late ahora en un solo corazón compartido entre dos.