martes, 16 de diciembre de 2014

Dos noches con Álvaro Torres en Cienfuegos

Nunca pensé poder estar en un concierto de ese grande de la música romántica que es Álvaro Torres. Hubo un tiempo en que solo escuchaba su cd "Mal acostumbrado" y me aprendí todas sus canciones y es que ¿en que hogar de Cuba no se han escuchado sus canciones? ¿quién no se ha despechado o enamorado con alguno de sus temas? Creo que Álvaro fue, es y será el amigo inseparable de muchos que para aliviar una pena o un desamor recurren a sus canciones llenas de sentimiento. Tuve el placer inmenso de vivir ambas noches desde perspectivas completamente diferentes, así que les dejo aquí mis experiencias y algunas fotos del más romántico que nadie en su paso por Cienfuegos.

Cuando supe que los conciertos tendrían lugar en el estadio "5 de Septiembre" no pude evitar recordar aquella vez que casi muero atropellada por la multitud cuando los humoristas del programa "Sabadazo" hicieron su presentación en el mismo lugar.  Pero esta vez sería muy diferente, la organización y la disciplina reinarían de principio a fin. La vibra que se sentía en la gente era asombrosa, muchos aún sentados en las gradas no creían que fuera cierto.


Cuando el reloj marcaba las nueve en punto la gran pantalla anunciaba la cuenta regresiva para ver en escena al salvadoreño. Y así apareció, menudo y sencillo ante todo Cienfuegos, pero con un cariño inmenso y una voz excepcional.

No pudieron faltar temas reconocidos como Chiquita mía, Patria querida, Yo te seguiré queriendo, entre otros. Uno tras otro fueron coreados a gritos por los presentes, hubo peticiones a las cuales Torres accedió sin problema alguno. La noche regaló muchas sorpresas, sin esperarlo él bajó del escenario y caminó todo el estadio mientras cantaba su tema "Te va a doler".

Otro momento muy emotivo fue cuando le dedicara la misma canción a la hermana de una colega, que es sobreviviente de cáncer y que su música había sido como bálsamo para curar un poco las heridas que le había ocasionado un desamor.




"Pero que bonito y sabroso bailan el mambo las cienfuegueras
mueven la cintura y los hombros igualito que las habaneras"

Al ritmo de la melodía del bárbaro del ritmo Benny Moré comenzó el segundo concierto. Esta vez asistí desde las gradas pero la experiencia fue increíble. Había personas de todas las edades, ví desde una ancianita que bien temprano había llegado para obtener los mejores lugares para ella y su nieta, hasta una niña de 12 años que seguía la música de Alvaro Torres gracias a sus padres.Vi a personas llorar de emoción  y otras que la sonrisa no se les desdibujaba del rostro. Y llegó el momento de la despedida, y la evocación por más canciones hizo que nos regalara tres temas más. Pero ya la noche llegaba a su fin, entre fuertes aplausos se despidió y prometió volver para el próximo año. Un fin de semana que de seguro no olvidarán los cienfuegueros, una muy buena manera de terminar el año. Por mi parte me quedo con el buen sabor de boca de haber cantado a gritos sus canciones y de haberle agradecido que su música formara parte de la banda musical de mi vida y de muchos otros.

martes, 2 de diciembre de 2014

¿Quién le pone tamaño a los sueños?

Sí, lo sé, tengo que admitirlo, soy muy soñadora, quien me conoce bien, lo sabe. Desde peque siempre le he puesto un toque de fantasía a todo lo que hago o quiero. No imagino mi vida sin mis sueños o mis metas. Mi familia me dice todo el tiempo que siempre ando en las nubes, que sueño muy alto, con cosas grandes, a veces inalcansables.
 

Pero, ¿cómo definir si algo es inalcansable o no?, tal vez lo que para unos es imposible, para otros es bien sencillo o viceversa. También es cierto que no todos le ponemos el mismo empeño a las cosas que queremos y por ello es que en ocasiones decimos que otra persona tiene suerte en la vida o que nació con su estrella, cuando en realidad sucede que esa otra persona luchó incansablemente por lo que quería día y noche. Debemos decirnos a nosotros mismos ¿qué debo hacer para conseguir lo que quiero?. Nunca pero nunca me he limitado a soñar, es cierto que hay que soñar objetivamente pero siempre lo hago en grande. La única persona que puede ponerle límites a nuestros sueños somos nosotros mismos. Hoy puedo decir que todo lo que soy y todo lo que tengo lo soñé una vez, es increible pero cierto.

Siempre he creído que de uno mismo depende lo que atraes a tu vida, que una mente positiva y un pensamiento firme en lo que se quiere son elementos fundamentales para conseguir nuestras metas. Por ello quiero compartir una serie de tips que hago para perseguir mis sueños, es como un ritual que hago cada vez que termina un año y comienza una nuevo. Y además compartir algo que una amiga me ha comentado y me ha parecido genial, así que tambien se los dejo.

1. En una hoja blanca enumero por nivel de importancia lo que quiero cumplir en el año, no importa cuan lejos o imposible veas la posibilidad de hacerlos realidad, son tus deseos y tienen que estar ahí. Yo tengo muchos de ellos que han pasado de un año a otro, tal vez porque son los más difíciles de conseguir, pero nunca imposibles, y tengo la certeza de que un año podré tacharlo de mi lista y decir: LO HICE. Motiva muchísimo ver toda la lista llena de palomitas marcadas con tus metas logradas, te da entonces por soñar cada vez más y más alto.

2. Escribo en un pedazo de papel las cosas buenas que me han sucedido en el año, así como las malas. Ambas en hojas distintas. Cuando termino la de las cosas buenas la guardo junto a la de los años anteriores y la hoja de las cosas malas o negativas que me han sucedido la quemo, es como si estuvieras liberándote de todo lo negativo que te sucedió en el año. Créeme funciona!!!!

3. Siempre repaso mi lista de lugares que visitar, miro los muchos recortes de las ciudades y lugares que visitaré algún día, y que están todos pegados a un gran pedazo de cartón blanco. me imagino caminando por esos lugares, siento los olores, el sol, todo.....

Espero les haya resultado útil mis tips para lograr lo que queremos, recuerden siempre ser positivos ante todo, no importa cuan negativa sea la situación, siempre hay que disfrutar el camino aunque sea largo para conquistar lo que queremos. La vida es muy corta así que sueña en grande y disfruta del viaje..  ;)