viernes, 1 de marzo de 2013

Nunca te has ido



Se termina el mes de AMOR y esta musa les regala algo que escribió hace ya algún tiempo y que merece la pena compartir con cada uno de ustedes. Gracias por leerme.

NUNCA TE HAS IDO

Hoy ha amanecido lloviendo, con esa lluvia fina que no moja pero que molesta, hoy como cada aniversario llueve para recordarme que aunque no quiera sigues aquí. La lluvia, compañera de tantos recuerdos lindos, ha empañado los cristales de mi ventana, no puedo percibir si el sol saldrá o si el todo el día seguiré recordándote. Tomo mi pañuelo, y limpio el cristal, miro ese lugar donde nos conocimos. Te imagino sentada balanceándote en tu hamaca, tu pelo suelto, tus pies se arrastraban por el lodo que se había formado de la lluvia, y como si nada te pudiera detener, te impulsabas más y más, cada vez más alto. ¿Dónde estaba yo? Escondido mirándote.

Recuerdo cuando por primera vez rompí el cristal que nos separaba, fue esa semana que viajaste a la cuidad para conocer lo que sería tu nueva escuela, mi pequeño corazoncito murió de tristeza cuando supe que no te vería todos los días. Te esperé sentado en tu hamaca, supe que sería eso una entrada segura a entablar conversación y como por arte de magia llegaste así sin más y me dijiste “¿Qué haces?”, yo me llene de valor y te dije “Mirarte”, la sonrisa que se dibujó en tu cara fue como el mejor de mis regalos, desde ese día supe que estaríamos conectados por siempre. 

Ha pasado el tiempo y hoy luego de casi 50 años, sigo aquí en el mismo lugar, junto a esta ventana, tu nunca regresaste y sin embargo aún estas aquí, allí sigue tu hamaca, que en días como estos cuando llueve tu fantasma viene a columpiarse y a recordarme ¿quién soy?, un loco que aun te ama.




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario