viernes, 23 de septiembre de 2016

El dolor de crecer



Crecer duele.
Crecer es la espina que amenaza desde que nacemos con romper esa burbuja que llamamos "vida".
Crecer es notar que tu alrededor cambia a una velocidad que asusta. Nunca el tiempo pasa tan rápido como cuando creces.

Nadie te advirte de este dolor, crecer duele, duele tanto como las despedidas inesperadas y eternas.
Duele como enamorarse de la persona equivocada, como duele ese golpe repentino y certero que llega sin avisar.

Crecer duele tanto como amar de más, duele tanto como morir.
Crecer duele, no lo hagas.

Reacciones:

1 comentario:

  1. ... crecer duele pero bien que vale la pena en precisos instantes donde se nos queda pequeña la piel porque nos encontramos amando como si en ello nos fuese la mitad más preciada de la vida. No es menos cierto que duele mientras entre tanto dolor hasta nos duele preguntarnos hasta cuándo insitirá tanto dolor??? Pero hay que crecer sin importar que duela porque no queda de otras… porque debemos amar para evitar que se nos reseque el alma…

    ResponderEliminar