viernes, 6 de junio de 2014

El destino de Laurita

Este viernes quiero compartirles este minicuento con el cual participé en el Concurso de Minicuentos "El Dinosaurio" auspiciado por el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso hace unos años. Este minicuento titulado "El destino de Laurita" está dedicado a la lucha contra el maltrato y la violencia en todas sus formas. Lo dejo entonces a su disposición, espero les guste y les haga reflexionar.






















El cuarto está oscuro y siento gritos. Nada se mueve, y sin embargo se escuchan ruidos extraños. Miro a mí alrededor y todo parece normal, pero en el fondo tengo esa sensación de que algo no anda bien. Laurita está recostada en su cama pero los gritos de su madre la asustan. Le veo rascarse sus ojitos azules, y aun medio dormida camina de puntillas hacia la sala para ver qué pasa. Le siento llorar bien bajito. De pronto un silencio inmenso me clava una duda, mi cuerpo tiembla, quiero correr mas no puedo, me quedo inmóvil junto a la cama. Siento los gritos de su madre pero no siento a Laurita, quiero moverme y buscarla, ella tiene que regresar a la cama y abrazarme. De pronto alguien aparece con sus manos llenas de sangre y un pedazo de lo que fuera su bata de dormir, sin decir una palabra lo dice todo, no he podido hacer nada, me he quedado inmóvil junto a su almohada, al fin y al cabo solo soy una simple muñeca de trapo.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario